jueves, 22 de julio de 2010

A la nanita nana

Aprovecho este ratito para escribir un poco, son las 20:15h y Nur sigue durmiendo... ¡lleva desde las cuatro y media!
Me preguntan qué tal es, si duerme bien, etc. "Duerme muy bien", contesto yo. Porque es verdad. Duerme toda la noche, sólo se despierta un par de veces para comer y se vuelve a quedar dormida ipsofacto...
Pero de día... de día es otra cosa.

"¡Qué niña más despierta!", me dicen unas. "¿Sólo tiene 13 semanas? ¡Pero qué espabilada está!", me dicen otros. Y la verdad es que sí. Nur es una bebita muy despierta, en todo se fija, todo lo quiere ver, nada se quiere perder.... "¡pero cómo! ¿dormir? ¿con todo lo que está pasando? ¡yo no me lo pierdo!" Entonces ella juega, se mueve sin parar, investiga nuevas posturas, agita alegremente sus bracitos y sus pies, se da la vuelta como una croqueta, levanta el cuello y mira a todos lados... Y luego se cansa, con su mirada, con sus movimientos, con ese lenguaje de bebé que poco a poco voy aprendiendo a descrifrar, me dice: "mami, cógeme un ratito, que quiero mirar desde lo alto". Y luego de vuelta otra vez. Hasta que, agotada, empieza a protestar. Porque siente sueño... y eso no le gusta nada. Dormir sí, le encanta, pero la sensación de tener sueño... eso no tanto.

En mis brazos la coloco tumbadita para cantarle una nana... uuuuy "eso sí que no. Ahora sí que me quieren echara a dormir de verdad". Entonces, cinco minutos de llanto no me los quita nadie. De llanto, de rabieta, de quejido, de grito, de pataleta (con esas piernecitas tan robustas que se le han puesto)... y mientras, yo la abrazo con todo mi amor: "Nur, cariño, tienes que dormir, eres muy bebé todavía, y los bebés de tu edad duermen..."
Y poco a poco, desde la calma, con una nana y mucho amor, Nur va cayendo en los brazos de Morfeo... bueno, más bien en los de su madre, o en los de su padre, según quien la tenga encima... Y entonces duerme como una bendita, como un ser angelical.... ¡qué paz! ¡que felicidad...! Echaría las horas mirándola... hasta que, a los 10 minutos, o 20, o 30, ¡plas! Abre los ojillos y me echa una sonrisa de oreja a oreja. ¡Gú!
Y ya no hay manera. Ooootra vez parriba, pabajo, que me doy la vuelta, que mira cómo levanto el cuello, que quiero ver desde lo alto...

Por esto esta tarde de sueño profundo ha sido diferente, y me siento hasta rara. Me ha pillado desprevenida y ni siquiera he aprovechado para estudiar o escribir, o para cocinar una cena rica... Hoy, excepcionalmente, ha dormido toda la tarde como un angelito. Y yo anonadada, aquí lo cuento. Como si fuera el acontecimiento del año. "Mi niña tiene sueño, ¡bendito sea!"

7 comentarios:

Eva dijo...

Qué bonito, Noraya, ayer precisamente entré en tu blog para ver si había algo nuevo... Y qué bonita la nana, ¿quién la canta?
Ayer estuvimos en el concierto que nos recomendaste de Vibra, fue una pasada!!!
Un beso muy grande,
Eva

Noraya dijo...

La nana la canta una niña de una serie de estas para adolescentes, no sé cómo se llama, pero yo he hecho mi propia versión y con ella Nur se queda KO. Además de esta tengo dos más, una tradicional sin letra y la otra es otra versión de una canción chamánica, y a veces improviso y le canto su propia canción...
muack!

paula dijo...

Maravillosa tu experiencia de vida y la niña es un sol... gracias x compartir!

Teresa dijo...

¡Gracias...!

Noraya dijo...

Pues ahora, dos meses después, he conseguido que Nur duerma también de día. No sé cómo lo he hecho, pero lo he hecho. Me siento muy orgullosa. Ahora come cada tres o cuatro horas y se queda dormidita comiendo... duerme entre media hora y una hora. Así que el resto del tiempo, si no tiene gases que le pasa a veces, está despierta, tranquila y descansada (¡y muy activa!)
Besos

Isabel dijo...

...Y yo mientras leía tu entrada en aquel tiempo, pensaba "ojalá mi niña duerma mejor". Jajaja! Y mira tú por dónde que tengo la niña más inquieta de las que conozco!! ¿Dormir? Eso está sobrevalorado, hombre...

Noraya dijo...

jajajjaaja

Publicar un comentario